Independientemente de quién gane elecciones, Moody's espera que continúen políticas favorables al mercado en Colombia

 

según la calificadora de riesgo Moody's,  Colombia (Baa2 negativo) elegirá un nuevo presidente el 17 de junio. Independientemente de quién gane las elecciones, Moody's espera que continúen las políticas favorables al mercado. Si bien es probable que la nueva administración respalde las inversiones en infraestructura, también se verá obligada a enfrentar los persistentes desafíos fiscales, dice el Servicio de inversionistas de Moody's en un nuevo informe que evalúa las perspectivas para los principales sectores colombianos.

"Esperamos que el crecimiento económico se acelere, pero no lo suficiente como para evitar recortes de gastos o medidas de ingresos para reducir el déficit fiscal y colocar la carga de la deuda del país en una trayectoria descendente", según Samar Maziad, vicepresidente senior de Moody's. Moody's pronostica que el crecimiento del PIB real comenzará a recuperarse modestamente este año y alcanzará el 3% en 2019, frente a un promedio de solo el 2,3% en los últimos tres años. Sin embargo, el crecimiento se mantendrá muy por debajo del 4,8% de la tasa anual promedio alcanzada durante el superciclo de productos básicos de 2010 y 2014.

Debido al crecimiento económico más lento del país, los objetivos fiscales del gobierno se han aliviado, lo que retrasará la reducción esperada en sus niveles de deuda. Además, a pesar de la relajación de los objetivos fiscales, la polarización política puede obstaculizar la capacidad del nuevo gobierno para implementar las reformas fiscales necesarias para alcanzarlos y preservar la fortaleza fiscal de Colombia.

Independientemente de quién gane las elecciones, es probable que la administración entrante continúe apoyando la inversión continua en el programa de infraestructura pública-privada del gobierno 4G. Sin embargo, según Nymia Almeida, vicepresidenta sénior de Moody's, "si bien Colombia tiene un entorno comercial favorable y una abundancia de recursos, los altos costos y la falta de regulaciones claras limitarán la inversión en petróleo y gas", dice.

La recuperación del crecimiento también beneficiará a los bancos colombianos. Los riesgos e ingresos de los activos han comenzado a estabilizarse y las nuevas regulaciones propuestas respaldarán un aumento en la cantidad y calidad del capital.

Dada la mayoría de centroderecha en el Congreso, es poco probable que las prioridades de política pública de Colombia experimenten un cambio significativo, independientemente de quién gane las elecciones presidenciales del país. Moody's espera que la administración entrante continúe apegándose ampliamente a las políticas macroeconómicas favorables al mercado que han definido a Colombia en los últimos años.

Noticias