Corficolombiana autorizó pagos de sobornos para adjudicarse la Ruta del Sol 2: SIC

Una de las últimas actuaciones del saliente Superintendente de Industria y Comercio Pablo Felipe Robledo, está relacionada con las investigaciones adelantadas por prácticas anticompetitivas a empresas y personas vinculadas con el proyecto Ruta del Sol Tramo 2, que se vio envuelto en un escándalo de corrupción de ligas mayores.

La Superintendencia abrió tres pliegos de cargos. El primero por el pago de un soborno a un alto funcionario del Estado vinculado con el INCO. El segundo por el aprovechamiento de un conflicto de intereses y el tercero, por la realización de contactos privados y directos entre personas vinculadas al Proyecto y funcionarios de la entidad contratante y el estructurador, en violación de la regla que prohibía tales contactos con posterioridad a la apertura del proceso licitatorio.

Dentro de las posibles sanciones, el Superintendente Robledo explicó que si al terminar los procesos de investigación los involucrados son hallados culpables, podrían ser sancionados por hasta $78 mil millones en el caso de las personas jurídicas, y $1.562 millones en el caso de las personas naturales, por cada uno de los cargos comprobados.

 

Primera IMPUTACIÓN – El pago de un soborno al Director de la Entidad pública contratante

En esta imputación, la Superintendencia pudo establecer que Corficolombiana no solo sabía de los sobornos que estaba tramitando su socio Odebrecht, sino que habría autorizado los pagos de los mismos.

“La Superintendencia pudo establecer que, el soborno se habría producido a partir de una práctica deliberada de ODEBRECHT que hacía parte de su forma habitual, continua y reiterada de hacer negocios en el mundo para obtener la adjudicación de contratos de obra pública, tal y como lo reconoció en el Acuerdo de Culpabilidad (Plea Agreement) que suscribió ante el Departamento de Justicia de Estados Unidos”, indicó el Superintendente Robledo.  

Agregó que “durante el período 2009 - 2014, ODEBRECHT realizó pagos ilegales a oficiales del Gobierno colombiano por más de USD $ 11 millones de dólares para asegurar la obtención de “contratos de obras públicas”, haciendo parte de ello, el soborno de USD $ 6.5 millones de dólares a GABRIEL IGNACIO GARCÍA MORALES (Viceministro de Transporte y Gerente General encargado del INCO – Hoy Agencia Nacional de Infraestructura) para garantizar la adjudicación del Contrato de Concesión Ruta del Sol Tramo 2”.

Es de recordar que dicho proyecto fue adjudicado al consorcio que formaron la brasilera ODEBRECHT como accionista mayoritario, EPISOL (empresa de Corficolombiana/Grupo Aval) y CSS Constructores, este último con una pequeña participación del 4,99%.

De acuerdo con el Superintendente Robledo, se pudo establecer que LUIZ ANTONIO BUENO JUNIOR (Director de ODEBRECHT en Colombia) a nombre de Odebrecht habría acordado con JOSÉ ELÍAS MELO ACOSTA a nombre de Corficolombiana que, después de pagado el soborno de USD $6.5 millones de dólares por parte de ODEBRECHT a GABRIEL IGNACIO GARCÍA MORALES, se dividirían el costo del mismo a lo largo del Proyecto, asumiéndolo ODEBRECHT y CORFICOLOMBIANA en proporción a su participación en Ruta del Sol Tramo 2.

También se pudo establecer que, entre LUIZ ANTONIO BUENO JUNIOR y JOSÉ ELÍAS MELO ACOSTA, habrían acordado no contarle a CARLOS ALBERTO SOLARTE SOLARTE, ni involucrar a su empresa CSS CONSTRUCTORES en el pago del soborno, entre “otras razones por cuanto la participación de CSS CONSTRUCTORES de 4.99%, era irrelevante en el consorcio”.

Recordó la Superintendencia que el 14 de enero de 2017, la FISCALÍA le imputó cargos por varios delitos a GABRIEL IGNACIO GARCÍA MORALES, quien admitió haber recibido un soborno y fue condenado a varios años de prisión. Posteriormente y como delator GABRIEL IGNACIO GARCÍA MORALES también confesó ante la Superintendencia de Industria y Comercio haber acordado el pago y recibido el soborno de USD $ 6.5 millones de dólares.

Por su parte LUIZ ANTONIO BUENO JUNIOR (Director de ODEBRECHT en Colombia), habría reconocido haber girado pagos “vía offshore con recursos no contabilizados oficialmente” por USD $6.5 millones de dólares entre marzo y septiembre de 2010 y dirigidos para cumplir con un soborno a un contacto en Colombia con el sobrenombre de “El Costeño”, refiriéndose a GABRIEL IGNACIO GARCÍA MORALES.

Con base en el material probatorio existente en la Superintendencia de Industria y Comercio, se pudo establecer, que una vez efectuado el pago del soborno por parte de ODEBRECHT a GABRIEL IGNACIO GARCÍA MORALES, se hacía necesario restituir esos dineros a ODEBRECHT por parte de la CONCESIONARIA RUTA DEL SOL (concesionario encargado del proyecto, conformado por Odebrecht, Episol y CSS Constructores), incluyendo lo que estaría también a cargo de EPISOL/CORFICOLOMBIANA, a través de pagos de obligaciones contractuales fachada, derivadas de un contrato de “Asistencia Técnica desde el Exterior” que supuestamente habrían celebrado DCS MANAGEMENT S.A. (España) y CONSTRUTORA NORBERTO ODEBRECHT.

La Superintendencia, también pudo establecer que para poder realizar pagos por parte del Consorcio, se requería la autorización de, al menos, un funcionario de ODEBRECHT y del representante de CORFICOLOMBIANA en CONSOL, es decir, de MAURICIO MILLÁN DREWS, quien en su declaración dijo que al momento de realizar los pagos a DCS y en atención a que le habrían parecido sospechosos, los había autorizado bajo la orden impartida directamente por su jefe JOSÉ ELÍAS MELO ACOSTA, Presidente de CORFICOLOMBIANA.

Por los anteriores hechos y otros que se encuentran consignados en el acto administrativo proferido por la Superintendencia de Industria y Comercio relacionados con el pago del soborno y los efectos anticompetitivos que ello pudo generar respecto del contrato de Ruta del Sol Tramo II, esta Entidad le formuló Pliego de Cargos a: CONSTRUTORA NORBERTO ODEBRECHT S.A., CORPORACIÓN FINANCIERA COLOMBIANA S A - CORFICOLOMBIANA S.A., ESTUDIOS Y PROYECTOS DEL SOL S.A. – EPISOL S.A., CONCESIONARIA RUTA DEL SOL S.A.S., GABRIEL IGNACIO GARCÍA MORALES, LUIZ ANTONIO MAMERI (Director de ODEBRECHT para América Latina), LUIZ ANTONIO BUENO JUNIOR (Director Superintendente de ODEBRECHT en Colombia), LUIZ EDUARDO DA ROCHA SOARES (Encargado del manejo de la División de Operaciones Estructuradas de ODEBRECHT), MANUEL RICARDO CABRAL XIMENES (Empleado de ODEBRECHT designado como Director del Contrato para el Proyecto Ruta del Sol), YEZID AGUSTO AROCHA ALARCÓN (Director Jurídico de ODEBRECHT) y JOSÉ ELÍAS MELO ACOSTA (Presidente de CORFICOLOMBIANA).

Noticias