Las peticiones de la USO a Ecopetrol

El martes 14 de agosto inicia la negociación de la convención colectiva de trabajo entre Ecopetrol y sus trabajadores sindicalizados.

La última convención fue negociada hace 4 años, y a partir del martes las partes tienen por Ley, 20 días calendario para lograr un acuerdo, que pueden ser prorrogados por 20 días más. Si en esta etapa de arreglo directo no hay humo blanco, las partes tendrían que convocar un Tribunal de Arbitramento para lograr una solución definitiva.

Uno de los primeros inconvenientes tiene que ver con el gran número de sindicatos que tiene la petrolera, quienes podrían ponerse de acuerdo para definir un pliego de peticiones unificado y facilitar así la negociación. De los 15 sindicatos, 11 ya presentaron sus pliegos, entre ellos el de la Unión Sindical Obrera (USO), principal sindicado de la petrolera.

 

Algunas peticiones de la USO:

  • Bono de $4 millones por firmar la nueva convención colectiva para cada uno de los 3.657 trabajadores afiliados al sindicato.
  • Aumento salarial del 15%, con un incremento adicional de 10% en seis meses.
  • Incrementar en 30% los beneficios económicos del personal sindicalizado.
  • Aumentar la tarifa diaria de viáticos nacionales en 60% y la tarifa diaria de viáticos internacionales en 200%.
  • Aumentar la tarifa del viático convencional diario de $247.000 a $400.000 diarios, y en el segundo año otro 10%.
  • Incrementar la prima convencional, pagadera en mayo y noviembre, en seis días adicionales, equivalente al 20%.
  • Ampliar el beneficio de salud y educación a padres e hijos de crianza e hijas dependientes hasta los 35 años.
  • Recibir $500 millones para celebraciones relacionadas con los 100 años de la industria, la fundación de la USO y el Primero de Mayo. Este monto se incrementaría en 20% en el segundo año de vigencia de la convención.
  • Incrementar en 30% la prima de transporte sobre el valor que rige en 2018 y reajustarla en un 20% adicional para el segundo año.
  • Contratar directamente a los médicos y especialistas para la atención del servicio de salud.
  • Pagar la dotación, el funcionamiento y el mantenimiento de diez clubes de trabajadores y pensionados de Ecopetrol y de un club de propiedad del sindicato.
  • Construir un hospital en Rubiales y Centros de Salud en Cartagena y Villavicencio.
  • Otorgar garantías sindicales correspondientes a 37.932 días de permiso remunerado anuales
  • Recomprar las acciones de los procesos de capitalización accionaria adelantados en 2007 y 2011 (11,5% de la propiedad de Ecopetrol).
  • Regresar a la naturaleza de Empresa Industrial y Comercial del Estado, es decir, que Ecopetrol sea 100% estatal.
  • Designar como miembro de Junta Directiva de Ecopetrol a un representante del Sindicato USO.
  • Aplicar la Convención Colectiva a todas las empresas del Grupo Empresarial y a los contratistas.
  • Pagar el costo de la medicina prepagada y los exámenes de salud ocupacional de los trabajadores de las firmas contratistas (alrededor de 24 mil personas).
  • Obligar a las empresas contratistas a descontar por nómina las cuotas por aplicación de la Convención que recibe el sindicato.
  • Realizar todas las operaciones de manera directa, sin prorrogar contratos de asociación con otras petroleras.
  • Dejar sin efecto las sanciones disciplinarias y las terminaciones de contrato que se hayan registrado para trabajadores sindicalizados. 
  • Reintegrar de inmediato a los trabajadores sindicalizados que se encuentren desvinculados de Ecopetrol y pagar todos los salarios y prestaciones correspondientes al periodo en que estuvieron por fuera de la empresa.

De acuerdo con expertos, resultará difícil que las partes logren un acuerdo teniendo en cuenta que Ecopetrol al contrario viene ejecutando un plan de recortes de gastos para superar la crisis desatada por la caída en los precios internacionales del crudo.

De no lograrse un acuerdo en la negociación directa, los trabajadores sindicalizados podrían determinar si inician o no una huelga laboral, algo que de llegarse a concretar podría abrir un nuevo debate nacional, porque después del paro de pilotos de Avianca, Ecopetrol podría argumentar que presta un servicio público esencial.  

Noticias